esca

Mi Cuenta Top

Temas

Suscribirse al blog

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.

Como podemos evitar las caidas de las personas mayores?

 

Las caídas son un problema muy frecuente y con consecuencias muy importantes para la salud, como las fracturas. Para prevenirlas, se recomienda cambiar algunos hábitos.

HÁBITOS PARA EVITAR LAS CAÍDAS EN CASA

1.Bajar y subir las escaleras siempre con la luz encendida y agarrándose a las barandillas.

2.Sacar del paso lascosas que lo pueden hacer caer: papeles, ropa, zapatos, cables eléctricos, alfombras, juguetes y animales.

3.Mantener en buen estado las barandillas, los suelos, los peldaños y la iluminación de la casa.

4.Por la noche, dejar siempre una lámpara de bajo consumo encendido.

5.No utilizar productos de limpieza para los suelos que hagan resbalar, como las ceras.

6.La bañera y la ducha son lugares peligrosos: pegar un antideslizante en el suelo e instalar barras para agarrarse al salir de la ducha o levantarse de la bañera o del inodoro.

7.En invierno, mantener la temperatura de la casa en 22 grados centígrados (evitando las caídas secundarias al frío).

8.No levantarse de golpe de la cama o de una silla, ya que puede ser causa de mareo provocando una caída.

9.En la cocina, hay que tener los utensilios de uso habitual a su alcance; ni demasiado arriba, ni demasiado abajo.

10.Evitar la acumulación de vapor en el baño, puede causar lipotimias (mareo) y es causa frecuente de resbalones.

11.No utilizar sillas ni taburetes como escaleras, ni escaleras plegables para trepar.

12.Si se derrama algún líquido y cae al suelo, secarlo inmediatamente, para evitar resbalones fatales.

¿Qué puedo hacer para PREVENIR las CAÍDAS?

1.Llevar los zapatos bien ajustadas, con suela delgada y de goma grabada.

2.Hacer una dieta rica en calcio y vitamina D (leche y queso).

3.Recomendar caminar al aire libre diariamente.

4.Si se presenta algún problema de vista, oído o pies, hay que consultar con su médico o enfermero / a.

5.Si se utilizan gafas bifocales, hay que tener en cuenta que pueden ser inseguras para caminar, los primeros días.

6.Si se lleva bastón o andador, hay que aprender a usarlo correctamente. Y revisar la goma de la punta y cambiarla cuando esté gastada.

7.Hacer revisar la medicación que se toma, incluso los medicamentos sin receta, por el médico o farmacéutico.

8.Practicar ejercicio o caminar regularmente mejora la circulación y la coordinación de movimiento.

Si se siente inseguro e inestable o pierde el equilibrio a menudo, consulte a su médico.

Cosas que podemos hacer para EVITAR las CAÍDAS

1.NO caminar descalzo con medias o calcetines, porque puede resbalar.

2.NO llevar zapatos con suela muy gruesa y sobre todo desabrochadas o mal ajustadas.

3.NO apoyarse en el lavabo para salir de la ducha o de la bañera; no están hechos para aguantar peso.

4.NO usar sillas o taburetes para trepar en vez de utilizar una escalera.

5.NO fumar y / o beber bebidas alcohólicas.

  279 Hits
Etiquetas:
279 Hits

DISPEPSIA, COME SANO Y TE SENTIRÁS MEJOR

 dispepsia

 

 

¿QUÉ SÍNTOMAS PRESENTA?

Los síntomas pueden ser continuos o intermitentes y estar relacionados con la ingesta de alimentos. No todas las personas presentan los mismos síntomas, ni tampoco con la misma intensidad.

  • • Dolor y malestar en la zona del abdomen.
  • • Sensación de estómago lleno.
  • • Náuseas.
  • • Digestiones pesadas.
  • • Barriga hinchada.
  • • Vómitos.
  • • Acidez.
  • • Regurgitación (retorno de la comida desde el estómago a la boca).
  • • Eructos.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA DISPEPSIA?

La dispepsia puede ser causada por motivos muy diferentes:

  •  Presencia de una úlcera en el estómago o el duodeno.
  •  Sufrir una infección causada por una bacteria que vive en el estómago,denominada Helicobacter pylori.
  •  Tomar ciertos medicamentos, como: ácido acetilsalicílico, antiinflamatorios, hierro, potasio, bifosfonatos (tratamiento de la osteoporosis), ciertos antibióticos, colquicina (antigotoso), entre otros.
  •  Padecer la enfermedad del reflujo gastroesofágico, que hace que los ácidos del estómago pasen al esófago provocando irritación y acidez.

Causas menos frecuentes de dispepsia pueden ser el cáncer de estómago o esófago u otras enfermedades.

En más del 60 % de los casos no se encuentra una causa clara que explique el origen de la dispepsia. Normalmente aparece porque el estómago no se mueve ni se vacía adecuadamente. Situaciones de estrés, tensión o nerviosismo pueden provocar una inhibición de la motilidad del estómago y producir dispepsia.

¿QUÉ DEBEMOS HACER SI TENEMOS MOLESTIAS O DOLOR DE ESTÓMAGO?

La mayoría de las veces introduciendo hábitos alimentarios saludables o tomando algún medicamento que disminuya la acidez del estómago logramos que las molestias desaparezcan. Cuando los síntomas no desaparecen, se producen de manera frecuente o van acompañados de complicaciones, se aconseja consultar al médico.

¿QUÉ PRUEBAS SE PUEDEN REALIZAR PARA HACER EL DIAGNÓSTICO?

Cuando las molestias no son importantes se puede hacer un diagnóstico solo estudiando los síntomas y los hábitos de vida del paciente.

En los casos en los que se deba descartar la existencia de una úlcera u otras complicaciones, se puede hacer una endoscopia. Esta prueba consiste en pasar por la boca hasta el estómago un tubo estrecho que contiene una cámara que permite ver si hay lesiones.

Cuando se sospecha que la causa de la dispepsia es la bacteria Helicobacter pylori, se puede hacer un análisis de sangre o la prueba del aliento que consiste en beber un líquido especial que, en caso de que haya infección, produce una reacción química que se detecta analizando el aire expulsado al respirar.

¿QUÉ TRATAMIENTO SE DEBE SEGUIR PARA TRATAR LA DISPEPSIA?

El tratamiento de la dispepsia depende de la causa que la origina.

Las modificaciones en el estilo de vida y en los hábitos alimentarios son siempre la primera opción terapéutica y suelen ser suficientes para mejorar la salud del paciente:

  •  Disminuir el consumo de alcohol, bebidas con gas, café y tabaco.
  •  Evitar las grasas, los picantes, los fritos, las salsas, las especies, los Embutidos y los alimentos ácidos como el tomate, los cítricos, el vinagre, etc.
  •  Comer poco a poco y masticar bien los alimentos. Seguir un horario regular para las comidas. Se aconseja comer poco y a menudo.
  •  No tumbarse inmediatamente después de comer.
  • • No llevar prendas de ropa que aprieten el estómago.
  • • Evitar los factores de estrés y nerviosismo.
  • • Evitar el sobrepeso y realizar actividad física diariamente.

En algunos casos, es necesario complementar los cambios de hábitos con un

tratamiento farmacológico:

  • • Si los síntomas son de saciedad precoz, sensación de estómago lleno, digestión pesada y náuseas, se puede tratar con medicamentos procinéticos, que mejoran y aceleran la digestión.
  • • Cuando los síntomas predominantes son de ardor y regurgitación, se puede tratar con medicamentos antiácidos o medicamentos supresores de la secreción ácida del estómago.
  • • Si se detecta la presencia de la bacteria Helicobacter pylori puede ser necesario un tratamiento específico con un antisecretor y dos o más antibióticos.

La dispepsia afecta a un 25 % de la población general y representa un 40 % de las visitas al especialista. Es un trastorno con un buen pronóstico a pesar de que la persistencia de sus síntomas puede suponer una disminución importante de la calidad de vida del paciente.

Entre el 10 % y el 20 % de las personas infectadas por Helicobacter pylori puede desarrollar una úlcera péptica en algún momento de su vida.

La dispepsia afecta en la misma proporción a los hombres y a las mujeres.

El consumo de antiinflamatorios es una de las causas más frecuentes de dispepsia.

Los antiácidos no se pueden tomar durante más de dos semanas y los antisecretores durante más de una semana sin control médico.

El tratamiento de la dispepsia debe ser individualizado para cada paciente en función de los síntomas predominantes. Consulte al médico o farmacéutico.

Los antiácidos pueden disminuir la absorción de algunos medicamentos. Consulte al farmacéutico antes de tomarlos.

La dispepsia se relaciona con situaciones de estrés y desajustes emocionales. Las terapias psicológicas pueden ser útiles para evitar la aparición de los síntomas gástricos.

Continuar leyendo
  0 Hits
Etiquetas:
0 Hits

PIOJOS, PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

Cómo tratar y prevenir el contagio de piojos

Una vez diagnosticada la infestación de piojos, es necesario empezar el tratamiento lo

antes posible.

  1. Aplique el pediculicida sobre el cabello seco y sin lavar, impregnando generosamente

todo el cabello y manteniéndolo el tiempo que indica el fabricante. Es importante insistir

en la nuca y tras las orejas, donde la temperatura es más constante y el pelo más

fuerte, lo que hace que sea el lugar favorito de los piojos.

Cubrir el cabello con un gorro de plástico de usar y tirar puede mejorar el resultado

del producto utilizado.

  1. Lave el cabello con un champú suave; no lo seque con un secador porque el calor

inactiva el producto residual y agrava el picor en la cabeza.

  1. Pase por el cabello húmedo un peine de púas ­finas y redondas, preferiblemente metálico,

para eliminar los piojos y las liendres muertas. La aplicación de productos a base de

vinagre ayuda a disolver la sustancia que de­jan las liendres al cabello y facilita el peinado.

  1. Se tiene que repetir el tratamiento entre 7 y 10 días después y peinar diariamente

hasta dos semanas después, ya que ningún tratamiento elimina el 100% de los

huevos.

Para evitar el contagio:

  1. Es importante educar a los hijos para evitar que compartan los objetos personales

que están en contacto con el cabello y para que eviten el contacto directo con las

cabezas de otros niños.

  1. Es necesario hervir los objetos que han estado en contacto con una persona infestada

y lavar la ropa a más de 55 ºC. Si esto no es posible, guarde todos los objetos

cerrados herméticamente en una bolsa de plástico durante unos días.

  1. Comunique la infestación a la escuela y a sus contactos directos para que puedan

adoptar en seguida las medidas preventivas adecuadas.

  1. Es desaconsejable utilizar productos pediculicidas como medida preventiva porque

irritan el cuero cabelludo y hacen que los piojos se hagan resistentes. En estos casos,

es necesario utilizar un producto repelente y revisar el cabello de los niños a diario.

  1. Si se tiene el cabello largo, es mejor llevarlo recogido en trenzas o colas, limpio y

desenredado.

  1. No deje que los niños duerman fuera de casa hasta 48 horas después del tratamiento

o de que no se observen liendres.

  186 Hits
Etiquetas:
186 Hits

DOLOR DE ESPALADA ¡HAZ QUE DESPAREZCA!

 

El dolor de espalda es un dolor que puede limitar las actividades cotidianas,así como la calidad de vida de la persona que lo sufre, dado que afecta al sueño, a la vida social y a la capacidad para trabajar.

¿CÓMO SE MANIFIESTA?

Se puede manifestar como una pequeña molestia muy localizada en un punto concreto o hasta un dolor agudo que puede irradiarse a otras zonas y dificultar el movimiento. A veces, se presenta de manera rápida después de una caída o al hacer un mal gesto, y otras, puede aumentar de manera progresiva.

TIPOS DE DOLOR DE ESPALDA

  • Según la duración:

Agudo: cuando dura menos de 6 semanas.

Crónico: cuando la duración es superior a 3 meses.

Recurrente: cuando se producen varios procesos agudos separados entre ellos por períodos asintomáticos de más de 3 meses.

  •  Según la fisiopatología:

Dolor mecánico: se caracteriza porque se agudiza con el movimiento y disminuye con el reposo. Suele tener un origen inespecífico y es autolimitado.

Dolor inflamatorio: no cede con el reposo y en algunos casos reaparece o empeora con el descanso nocturno. Es característico de afecciones reumáticas o viscerales.

Dolor neuropático: se trata de un dolor en la zona de los nervios lesionados y se manifiesta como un hormigueo o escozor que aumenta con el roce. No disminuye con el reposo.

  •  Según la localización:
  1. Cervicalgia: dolor en la zona del cuello, que puede extenderse hacia los brazos, la cabeza y la espalda. Está muy vinculado al estrés, la fatiga muscular o las malas posturas.
  1. Dorsalgia: el dolor se localiza en la zona media de la espalda. Suele deberse a sobreesfuerzos o a malas posturas.
  1. Lumbalgia: dolor intenso localizado en la parte baja de la espalda.

Es el tipo de dolor de espalda más frecuente. En pacientes jóvenes suele deberse a contracturas en la musculatura de la zona lumbar y con el paso de los años, se debe más a la degeneración natural de las estructuras de la columna lumbar.

Hablamos de ciática cuando un disco intervertebral pellizca o irrita un nervio de la médula espinal en la zona lumbar. En estos casos se produce un dolor de intensidad variable que se inicia en la parte inferior de la espalda, baja por el glúteo y recorre la pierna. Puede ir acompañado de hormigueo, dificultad de movimiento y pérdida de sensibilidad de la extremidad afectada.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS PRINCIPALES DEL DOLOR DE ESPALDA?

El 90 % de los casos de dolor de espalda son de tipo mecánico y su pronóstico es bueno. Algunas de las causas principales son:

- El embarazo

- Las posturas inadecuadas: en el trabajo, en casa, al coger peso, etc.

- La falta de ejercicio físico: relajación de los músculos de apoyo

- Estar muchas horas de pie

- Los gestos bruscos o repetidos

- El sobrepeso

El dolor de espalda también puede aparecer como consecuencia de otras enfermedades como la artrosis, la hernia discal, la osteoporosis, ciertos tumores, la leucemia, traumatismos o golpes.

¿CÓMO PODEMOS ALIVIAR O PREVENIR EL DOLOR DE ESPALDA?

La mayoría de las personas sufren dolor de espalda en algún momento de su vida. En muchos casos son problemas leves y mejoran siguiendo las recomendaciones siguientes:

En lesiones de menos de 48 horas, el frío localizado durante 15 minutos, varias veces al día, ayuda a reducir el dolor y la inflamación.

Tras los primeros días, la aplicación de calor en la zona dolorida ayuda a relajar la musculatura y alivia el dolor.

Los analgésicos y antiinflamatorios por vía oral y/o tópica son los fármacos de elección en los casos de dolores agudos. Cuando el dolor es crónico, las vitaminas del grupo B y otros preparados naturales pueden reducir las molestias.

Practicar ejercicio moderado con regularidad fortalece la espalda y la hace más flexible.

Mantener una buena postura es fundamental para prevenir lesiones futuras. Es necesario revisar y corregir las posturas adoptadas en las actividades cotidianas.

Consulta al médico si el dolor de espalda es recurrente, si empeora con el tiempo, si no mejora con el tratamiento o si va acompañado de fiebre alta, orina frecuente con dolor o sangre, y con problemas para levantarse o caminar.

  609 Hits
Etiquetas:
609 Hits

¿QUÉ ES LA DIARREA?

¿QUÉ ES LA DIARREA?

La diarrea puede definirse como la evacuación de excrementos de consistencia a menudo

líquida que se produce con más frecuencia de lo que es habitual. Se debe a un desequilibrio

entre la absorción de líquidos y nutrientes y su secreción, lo que provoca un aumento del

volumen de agua que se elimina con los excrementos.

Puede ir acompañada de dolor abdominal, ­ebre, náuseas, vómito, espasmos intestinales,

debilidad o pérdida del hambre.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA DIARREA?

Está causada principalmente por una in­amación intestinal y/o gástrica provocada mayoritariamente por microorganismos patógenos como virus, bacterias o parásitos.

Otras causas pueden ser: efectos secundarios de ciertos medicamentos (antibióticos,

quimioterápicos, laxantes que contengan magnesio, etc.), intolerancias alimentarias (a la

lactosa, al gluten, etc.), enfermedades digestivas y factores psicógenos.

¿CUÁL ES LA PRINCIPAL COMPLICACIÓN DE LA DIARREA?

La complicación más grave de estas deposiciones frecuentes es la deshidratación,

porque el cuerpo pierde tanta cantidad de líquido que no puede funcionar correctamente.

La deshidratación es particularmente peligrosa para los niños y la gente mayor.

Los principales signos de deshidratación leve son: sed, piel y boca secas, poca micción y

orina oscura, fatiga y dolor de cabeza.

¿En qué situaciones tenemos que ir al médico?

Hay que acudir al médico ante una diarrea con dolor abdominal, fiebre superior a 38,5 °C,

sangre o pus en los excrementos, síntomas de deshidratación, cuando se producen más de 6

deposiciones al día y tiene una duración de más de 3 días en adultos, si se ha viajado recientemente a un país extranjero o si se sospecha que es una reacción adversa a un medicamento.

¿QUÉ ES LA DIARREA DEL VIAJERO?

Puede afectar hasta al 80% de los viajeros que se desplazan a países de alto riesgo (África,

Asia y América Central y del Sur); en la mayoría de los casos es de origen bacteriano y se

debe sobre todo al consumo de agua o alimentos contaminados.

En verano son más frecuentes, ya que el calor favorece el crecimiento de estos agentes patógenos.

La diarrea presenta deposiciones acuosas asociadas a menudo con dolor abdominal, náuseas, astenia y ‑ebre, y puede llevar a la deshidratación de quien la sufre. Suele ser de corta duración (2 o 3 días) y se produce durante el viaje o poco después de regresar.

¿CÓMO SE PUEDE PREVENIR LA DIARREA?

Estas son algunas medidas preventivas:

  •  Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.
  •  Una higiene personal y alimentaria correcta.
  • Tener cuidado con la seguridad de los alimentos.
  •  Procurar el acceso a fuentes inocuas de agua de

consumo.

  •  Una buena educación sanitaria sobre las vías de transmisión de las infecciones.
  •  La lactancia exclusivamente materna en los primeros

6 meses de vida del bebé.

  •  Vacunación contra el rotavirus.

Estas medidas higienicodietéticas preventivas son efectivas sobre todo para prevenir

las diarreas del viajero y las provocadas por el rotavirus.

¿CUÁLES SON LOS TRATAMIENTOS DE LA DIARREA?

El tratamiento depende de la causa de la diarrea y de su gravedad.

En general, una diarrea aguda se resuelve sin tratamiento farmacológico, solo teniendo en

cuenta unas medidas higienicodietéticas adecuadas. El tratamiento básico, en estos

casos, consiste en lo siguiente:

  •  Rehidratar el cuerpo con la reposición del líquido y los electrolitos perdidos a través de

la ingestión de sueros de rehidratación oral en pequeñas dosis pero de forma continuada.

  •  Cambiar la dieta sólida por una más blanda y astringente a base de sopas de arroz y

zanahoria, puré de patata, pescado blanco, yogures, etc.

  • Evitar el alcohol, los lácteos, el café, los alimentos con ‑bra y los alimentos muy condimentados.

Según la causa de la descomposición, el paciente también puede necesitar tratamiento

farmacológico para parar la diarrea:

  • En algunos casos leves en los que la diarrea no presenta ‑ebre ni sangre, se puede

tratar con loperamida o carbón activo.

  • En otros casos más graves puede ser necesario tratar la infección causante de la

diarrea con antiinfecciosos, siempre siguiendo la recomendación de un médico o

farmacéutico.

  •  En las situaciones de diarrea, con el ‑n de restablecer la ­ora intestinal y

reducir su duración, se pueden tomar probióticos. Estos resultan

especialmente efectivos en el tratamiento de la diarrea aguda e

infecciosa y la prevención de la diarrea asociada al uso de antibióticos en niños y adultos.

Sabies que?

Si pellizcas ligeramente la piel de una persona deshidratada, tarda más en volverse a estirar.

  •  La diarrea es la tercera causa de muerte en niños menores de 5 años en países en vías de

desarrollo, después de las muertes neonatales y las provocadas por neumonías.

  •  La causa principal de la diarrea infantil en nuestro país es el rotavirus, que suele afectar a

niños menores de 3 años, especialmente durante los meses de invierno.

  •  Las diarreas de verano se deben sobre todo a bacterias (Salmonella, E. Coli, etc.) y afectan

más a adultos o niños mayores en edad escolar.

  •  La lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida es un factor protector

de la diarrea.

  •  La leche agudiza la diarrea debido a la cantidad de lactosa que contiene. Por otro lado, los

yogures pueden ayudar a restablecer la ­ora intestinal en la fase de recuperación de la

enfermedad.

  •  Los complementos de zinc pueden reducir un 25% la duración de los episodios de diarrea y

se asocian a una reducción del 30% del volumen de los excrementos.

  •  La diarrea aguda es una diarrea de inicio repentino, de duración inferior a dos semanas y, a

menudo, de origen infeccioso, mientras que la diarrea crónica suele ser indicadora de alguna

enfermedad o problema más grave.

  •  Los probióticos actúan en el tubo digestivo estabilizando la composición de la ­ora bacteriana

e incrementando la resistencia del organismo ante los patógenos. Son efectivos tanto en

niños como en adultos.

  588 Hits
Etiquetas:
588 Hits
Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Temas

Suscribirse al blog

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.
Copyright © 2021 | FarmaciaFerrer. Diseño web por GrupoDw.es

Política de Privacidad

Por medio de esta información, Farmàcia Ferrer pone en conocimiento de los usuarios del sitio Web www.farmaciaferrer.es su política de protección de datos de carácter personal con la finalidad de que los usuarios decidan libremente facilitar a la empresa los datos personales que se les requieran para la contestación a sus consultas, peticiones de información comercial y otras, mediante la cumplimentación de los datos solicitados en los formularios de contacto.

INFORMACIÓN:

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal, le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite serán incorporados y tratados en el fichero de clientes titularidad de Farmàcia Ferrer con el fin de poderle prestar nuestros servicios de información comercial de servicios, así como para mantenerle informado sobre cuestiones relativas a la actividad de la misma.

El propietario se compromete a tratar de forma confidencial los datos de carácter personal facilitados y a no comunicar o ceder dicha información a terceros sin su previa autorización.

Además del email, el resto de datos personales que Vd. pueda facilitar será voluntario y libre por su parte y solo será tratado en cuanto sea necesario para los fines del fichero.

A su vez, y en virtud de lo establecido en la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio electrónico, Farmàcia Ferrer le informa que podrá utilizar las direcciones de correo electrónico facilitadas, para remitirte información acerca de nuestros servicios, avisos y ofertas y, en general, información de carácter comercial de interés relativa a la actividad.

Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante escrito dirigido a:

Farmàcia Ferrer - Avinguda de Vallcarca, 32

Teléfono 932 176 877 o utilizando como medio gratuito el Email: info@farmaciaferrer.es